querer dormir y no poder

Quiero dormir y no puedo

Si te vas a la cama temprano y no logras dormir enseguida sino que te cuesta aunque estés cansado toma nota de las siguientes consejos. Esto puede ser algo que puede desesperar. También en esta época de pandemia por el Covid 19 , es más frecuente de lo habitual.

Intento dormir pero no puedo

Estos son factores que pueden estar detrás de este problema que puede llegar a ser un trastorno de sueño que afecte a la salud:

Estrés o preocupaciones que quitan el sueño

Procura no traer el trabajo a casa o por lo menos no dedicarle tiempo en las horas previa a irse a acostarse. Evita Actividades , tareas, deporte en horas nocturnas que te activen

Cuidado con las siestas

No hagas siestas mayores de 15 minutos o intenta evitarlas si tienes problemas para dormir

Controla o evita la cafeína y otros estimulantes

No abuses o reduce el consumo de café, refrescos con cola, té, chocolate, tabaco, etc. Reduce o evita el consumo de alcohol pues produce insomnio

Cuida la alimentación y e horario de la cena

Una cena ligera y por lo menos dos horas antes de irte a la cama es el consejo más básico para que tu cuerpo pueda conseguir un mejor descanso.

Otras condiciones que ayudan a conciliar el sueño

Utiliza ropa cómoda y holgada para ir a la cama, materiales transpirables y adecuados a la estación, con los que no pasar ni frío, ni calor. Toma alguna infusión relajante pero sin demasiado líquido pues te puede provocar en en mitad de la noche te den ganas de ir al baño. Si sigues en la cama sin sueño puedes levantarse un momento y hacer algo como leer un texto aburrido o un juego repetitivo pero que no sea estresante para intentar procurando mantener un clima propicio para el sueño (sin ruidos, luz que no sea tenue). Regresa pasado media hora para ver si puedes conseguirlo ahora.

Dificultad para dormir en los ancianos

Con la edad las personas mayores o ancianas pueden tener más probabilidad de sufrir algún trastorno o problema para dormir. ¿Cuáles son las causas? Puede ocurrir que un anciano duerme mucho o poco (como es el caso del insomnio), tener agitaciones nocturnas o incluso tener sonambulismo.

La calidad del sueño en las personas mayores

En la tercera edad, el cuerpo puede modificar su patrón del sueño. Lo habitual es tener problemas para dormir o mantener el sueño. La mayoría de los abuelos se despiertan frecuentemente durante la noche y la calidad del sueño empeora.

A esas edades lo habitual es dormir entre 6 y 7 horas con un seño ligero, mientras que un adulto lo hace alrededor de 8 horas en condiciones normales.

Los ancianos además pueden despertarse por más causas, como puede ser por la necesidad de orinar, dolores, enfermedades, ansiedad o incomodidad. Todo ello hace que pasen menos tiempo en un sueño profundo.

Trastornos del sueño en los ancianos

Los problemas para dormirse en los mayores pueden tener su origen en diversas causas:

• Alzheimer
• Cambios naturales de nuestro cuerpo que hace que se vayan antes a la cama
• Enfermedades crónicas
• Depresiones
• Consumo de alcohol
• Pastillas o medicamentos suministrados
• No realizar ninguna actividad física
• Dolores del cuerpo
• La cafeína o la nicotina
• Orinar con más frecuencia por la noche

Remedios caseros para dormir en las personas mayores

  • Reducir la cantidad de liquido dos o tres horas antes de irse a dormir
  • Evitar el consumo de café o té desde por la tarde
  • Evitar el consumo de alcohol y el tabaco
  • Tener una rutina de acostarse y levantarse a la misma hora
  • Irse a la cama sin nada que distraiga como teléfonos,  Tv, etc.
  • Reducir o evitar la siesta a máximo 25 minutos
  • Tomar algo de sol por el día, y un paseo por la tarde
  • Realizar alguna relajante antes de irse acostar: meditación, ejercicios de respiración.
  • Procurar un ambiente propicio: una ropa adecuada, luz suave y temperatura adecuada, evitar ruidos que puedan distraer
  • Realizar una cena ligera pero sin quedarse con hambre
  • Si no puede dormir levantarse y hacer algo relajante durante máximo 30 minutos como por ejemplo leer

Si se convierte en un trastorno que no no podemos controlar debemos consultarlo al médico.

Fuentes de consulta:

Deja un comentario

Ir al contenido