problemas de insomnio

¿Por qué tenemos insomnio y qué hacer?

El insomnio es un trastorno que hace referencia la dificultar para conseguir o permanecer dormir con normalidad. Esto afecta a la calidad del sueño y no consigue repararnos y por tanto nos levantamos cansados,  permaneciendo por el día con somnolencia como consecuencia de ello.

Tabla de contenidos:

¿Cuántas horas hay que dormir?

Lo recomendable es que los niños duerman de 9 a 12 horas, los jóvenes y adultos entre 7 y 9 y las personas mayores alrededor de 6 horas o incluso más.

Esta situación recientemente ha podido agravarse en la actualidad con ocasión de la cuarentena por la pandemia del covid-19.

Tipos de insomnio y sus causas

Fundamentalmente podemos hablar de un insomnio agudo (corta duración) o bien crónico (larga duración). El más frecuente es el agudo. Las causas más comunes son estrés tanto por cuestiones laborales como por problemas familiares o episodio traumático que hayamos sufrido en nuestra vida. Este tipo de trastorno puede durar desde días hasta semanas.

En el caso del  insomnio crónico dura un mes o más. Este tipo de trastorno podría ser también un  síntoma o consecuencia de otro trastorno que habría que identificar. También puede ser por el uso de medicamentos por el efecto de la cafeína, alcohol o tabaco en nuestro cuerpo.

¿Qué debemos hacer para mejorar nuestra calidad del sueño?

Recomendaciones le pueden ayudar a  promover un sueño profundo:

  • Busque una rutina para irse a acostar y levantarse siempre a la misma hora
  • Realiza deporte, camina o pasea con frecuencia
  • No hagas siestas muy largas o intenta no hacerlas si después no duermes bien
  • Reduce o prueba a eliminar el consumo de café, refrescos de cola , batraco y alcohol
  • Cena por lo menos dos antes de irte a acostar y evita cenas copiosas
  • Crea un buen ambiente a la hora de irte a acostar. Controla la temperatura, luz, ruidos, distracciones.
  •  Haz algo relajante antes de irte a dormir e antes de dormir, por ejemplo un baño caliente, una lectura que te provoque sueño o escuchar música relajante.
  • Evita irte a dormir con una tablet, móvil o poniendo televisión si fuese el caso.
  •  Observa los efectos secundarios de las pastillas o medicamentos que tomes habitualmente.

No dudes en consultar a tu médico si tiene problemas para dormir habitualmente.

Fuentes de consulta:

Deja un comentario

Ir al contenido